Dodecá

Ingresar

Federico Garcí­a Lorca, 70 años después

Polémicas 7 | Federico Garcí­a Lorca, setenta años después
Viernes 18 de agosto de 2006 | 19:30hs.

Un 18 de agosto de 1936, en el camino que va de Ví­znar a Alfacar, en Granada, España, apenas un mes después de iniciado el asalto franquista contra la República, y desatada la Guerra Civil Española, grupos fascistas dieron muerte a Federico Garcí­a Lorca, e hicieron desaparecer su cuerpo.

Poeta, dramaturgo, dibujante, músico, intelectual comprometido con su pueblo, Garcí­a Lorca puede ser visto hoy como un paradigma del intelectual humanista. Su muerte, quizás, fue un presagio de la amenaza de extinción que, en las décadas siguientes, se cernirí­a sobre esa estirpe de intelectuales que caracterizaron a la modernidad y sus vanguardias artí­sticas, en el lapso que se inició en 1898 con el “yo acuso” de Emile Zola |el mismo año en que nací­a Garcí­a Lorca| y que se extendió poco más allá de ese trágico año de 1936.

Es posible que en el presente un sí­ndrome de amnesia e indolencia haya terminado por imponerse sobre el flujo de la conciencia crí­tica y la voluntad creativa de intelectuales y artistas. En tal sentido, la pelí­cula La Luz Prodigiosa puede verse como una metáfora de la situación actual de la «intelligentsia»: ¿cuál es la identidad de su protagonista, ese anciano que años atrás quedó reducido a un estado semi vegetal y que en la actualidad transita por las calles de Granada como un mendigo? Y si esa forma de conciencia y voluntad se hubiera perdido, ¿qué significa hoy la presencia viva de este sujeto? Tal vez, aquel intelectual, aquel artista polifacético, que aparentemente ha extraviado su identidad, su memoria y su sentido de la realidad, persevera en afirmar su existencia escapando de la codicia y la avidez del mercado.

Pedro Salinas, poeta amigo de Lorca, lo recordaba así­:

“Cuando ya se habí­a marchado, aún tardaba mucho en irse, seguí­a allí­ rodeándonos aún de sus ecos, hasta que, de pronto, decí­a uno: «Pero ¿se ha ido ya Federico?»”.

Volver a formular esta misma pregunta, setenta años después, es quizás el mejor homenaje que podamos brindar a Federico Garcí­a Lorca, aquí­ y ahora, cuando:

“Están los viejos cuchillos / tiritando bajo el polvo”.

Viernes 18 de agosto | 19:30hs.

Exhibición del filme La Luz Prodigiosa, de Miguel Hermoso (España, 2002), y posterior panel de debate con:

  • Carlos Maggi | Escritor, dramaturgo y periodista
  • Álvaro Ojeda | Escritor, poeta, crí­tico literario
  • Cecilia Pérez | Profesora de historia e historiadora

Organiza:

Centro Cultural Dodecá

Auspician:

Ministerio de Educación y Cultura
Casa de los Escritores del Uruguay