Dodecá

Ingresar

Otros artículos sobre Cecilia Vignolo

C. Vignolo: “El dolor, como el arte, me vuelve loca”

La exposición “sujeto omitido” de C. Vignolo, que permanecerá en Sala Dodecá hasta fin de año, es, según la propia artista, una lucha dialéctica del cuerpo como posibilidad y limitación al mismo tiempo.

Has trabajado con diferentes lenguajes como la escultura, la fotografía, la performance o las instalaciones. ¿Qué es lo que se mantiene como hilo conductor a lo largo de tu obra, más allá de estos cambios de soporte?

Es una pregunta muy interesante y me encantaría poder responderla con cierto grado de certeza, pero te estaría mintiendo. Creo que eso lo podré saber en 50 años. Tan encima de los hechos en muy difícil verlo. Si me apretás te diría que soy yo, como individuo, el hilo conductor de mi trabajo. Pero han de haber muchas otras cosas, contextuales, sociales, históricas, referidas a las condiciones materiales del trabajo, y a mis condiciones personales, emocionales y físicas.

¿Hay algo de exploración e investigación en esta variación? ¿Qué lugar tiene la investigación en el arte?

Mario Sagradini me dijo una vez que los artistas visuales tenemos que estar siempre inventándonos el piano. Los músicos componen para piano, u otro instrumento o formación orquestal. Y crean con sonido dentro de esas posibilidades. El arte como territorio de producción simbólica, desde mi multidisciplina, es bien diferente. No tengo un instrumento. Compongo, sí. Investigo los soportes y las obras, paralelamente. La investigación es aplicando el sistema de ensayo y error. Hay cosas que me calzan y cosas que me hacen ruido. Si no hace ruido anda bien. O trabajo sólo con ruidos y silencios. Forma y contenido son intercambiables, de alguna manera.
Seguir leyendo