Dodecá

Ingresar

Shakespeare en el cine

Posted on Ene 19, 2003

William Shakespeare es una trampa para cineastas. En apariencia, sus piezas teatrales son muy “cinematográficas”: ofrecen anécdotas complejas con una abundante dosis de intriga, amor, asesinatos, golpes de efecto y reflexión filosófica; permiten el lucimiento de actores eminentes; habilitan un despliegue de escenografí­as y vestuario que suele quedar muy vistoso en el cine.

Sin embargo, todo intento de hacer Shakespeare en cine demuestra empero que las cosas no son tan sencillas pues la herramienta fundamental del poeta es su verso (el pentámetro yámbico), y la comunicación directa que se produce con un espectador que comparte con los actores un mismo espacio fí­sico en el teatro.

El presente ciclo no agota por cierto las posibilidades de Shakespeare en cine, pero aporta sin duda un conjunto de tí­tulos de interés.