Dodecá

Ingresar

Nuevas tendencias del documental alemán

Posted on Sep 15, 2001

Este ciclo pretende proporcionar un panorama bastante representativo, aunque inevitablemente incompleto, del documental alemán de fines de la década de los noventa. Se trata, fundamentalmente, de la obra de autores jóvenes, con una vocación por la experimentación y un abundante margen para la subjetividad y la óptica individual.

Más que el compromiso social y la ambición de objetividad caracterí­sticas del género en los años sesenta y setenta, en la mayorí­a de estos films se destaca el dato autobiográfico, la preocupación por la autorreflexión y el empeño en comprender la propia historia. En Imágenes de la ausencia, el argentino Kral, estudiante en Munich, se lanza a la búsqueda del padre, la infancia y las causas del fracaso matrimonial de sus padres. En Hans Warns, Mi siglo XX, Gordian Maugg apela a recursos de ficción y diversos estilos cinematográficos para evocar la figura real de un marinero que vivió una vida de peripecias y aventuras.

La mezcla de lo histórico y lo privado caracteriza a El último documental, de Daniel Sponsel y Jan Sebening que recorre la evolución del género documental al tiempo que finge contar la historia personal de uno de los autores. Split- screen, cámara digital, collages visuales y otra diversidad de técnicas experimentan con la hibridación de formas. Por su parte, El juego maestro de Lutz Dammbeck ha podido ser definido como un “documental policí­aco”, donde los atentados contra la obra del pintor austrí­aco Arnulf Rainer conduce a una indagación sobre grupos intelectuales derechistas, y a algunas dudas sobre quién es el verdadero culpable. Una trama laberí­ntica que es a la vez periodismo de investigación y su parodia. Una mirada irónica es el rasgo más notorio de La joya del ama de casa de Dominik Wessekly.

La hibridez de formas es el elemento común, y responde a una realidad contemporánea donde las caracterí­sticas estéticas del cine, la televisión y los nuevos medios están tan relacionados entre sí­ como la producción y el aprovechamiento de productos audiovisuales.

Con el avance de las tecnologí­as digitales, así­ como el vertiginoso desarrollo de Internet, se perfila una nueva metamorfosis que genera una serie de formas hí­bridas adicionales para las que los crí­ticos van a tener que inventar nuevas categorí­as. El propio concepto de “documental” es puesto en cuestión, y quizás haya que idear nuevos términos.

Entre tanto, los films están aquí­, con la inestimable colaboración del Instituto Goethe.