Dodecá

Ingresar
Apu de Satyajit Ray

La Trilogía de Apu de Satyajit Ray

Taller de producción audiovisual 3ª edición

Contenidos TV y Dodecá

Taller de producción audiovisual

Contenidos

La productora de televisión Contenidos TV y la Escuela de Cine Dodecá acuerdan por tercera vez la realización del Taller Integral de Televisión. El proyecto se suma a la experiencia docente en el área cinematográfica de la Escuela de Cine Dodecá y continúa una línea de formación junto a Contenidos TV, productora de larga y exitosa experiencia televisiva en el medio.

Seguir leyendo

Boletín del mes de agosto

Boletín digital del Centro Cultural Dodecá del mes de agosto, año 2014. Seguir leyendo

Exposiciones: Rafael Lorente

Chimeneas y recuerdos

… la ciudad es urdida por una poética del espacio y por un tiempo que no es el del estrés citadino, sino el del reposo de la contemplación. Lo que crece en estas estructuras ascendentes o apaisadas no son los rascacielos ni las grandes vías del tránsito ligero. Por allí asoman sugeridas unas chimeneas, por aquí se suceden módulos habitables, liliputienses, en una cinta de película que parece no terminar. Todo tiene una manera de procesarse, de construirse a fuego lento. El tiempo interviene en el proceso creativo, demorándose, provocando la distancia necesaria para ver y para hacer ver. En ese juego plástico se adivina la intención del artista: meditar las estructura de nuestro tiempo, salvar a los objetos —y con ellos al hombre— de su apremiante fugacidad…Seguir leyendo

Premio Paul Cézanne

Elian gris

Felicitamos a la joven artista Elían Stolarsky, quien expuso en el año 2013 en la sala Dodecá por haber obtenido el Premio Paul Cezanne.

El cine de Víctor Erice


el-surLas películas de Erice siempre plantean un conflicto entre el hombre y la sociedad.

La crueldad que verdaderamente nos importa (…) es la que, pensada y sistematizada fríamente, producen los hombres normales y que afecta a tantos seres que quedan frustrados en sus más íntimas y elementales aspiraciones económicas y espirituales. Fundamentalmente no nos interesan los sufrimientos de los seres anormales, porque difícilmente podemos responsabilizarnos de ellos. Sus problemas o tienen solución médica o no la tienen. Los de los otros –y de éstos nos sentimos responsables– sí tienen solución y exigen que colaboremos para alcanzarla.  Seguir leyendo